Towards a new mindset / Hacia una nueva mentalidad

Mankind have become so accustomed that “bigger is better” and that the future is an ever-higher growth curve that, questioning these goals has become almost unnatural and heretic. Through the industrialization we have seen that there can be benefits of scale in almost every manufacturing activity, producing more goods at a lower price. The production of our vital foodstuffs is been treated like any other goods and takes cheap energy, abundant water, and climate stability for granted. But behind that truth there is also environmental and health costs that are not being taking into account by an industry that wont see or take the responsibility for the true costs of industrial agriculture.

More 40% of all land is being used for agriculture, which is more than 60 times of all urban and suburban areas. Agriculture is generating 30% of al greenhouse gas emissions, making it the biggest contributor to climate change. More emissions are generated by agricultural activity than from all electricity and industry or from all the transports.* And that is just too feed the current world population but not the perhaps nine billion inhabitants of the year 2050. As we hardly can devour more natural resources than today in the future, we better learn how to produce more and better food with less resources and less impact.

This short film by the architects Dominic Balmforth and Charles Bessard on Danish pig farming gives a glimpse of another kind of logic. A new and interesting logic that tells us that producing food with higher quality can be a way for the farmer to make a better living while preserving biological diversity. Land that was used only to produce animal feed can be freed for producing a much greater variety of food. In it’s simple way it is really quite an “eye opener”.

*) Source: Jonathan Foley, University of Minnesota, USA

ReDane from Elk Film on Vimeo.

El hombre se ha acostumbrado a “cuanto más grande, mejor” y que el futuro es una curva de crecimiento cada vez mayor y cuestionar estos objetivos se ha convertido en algo casi antinatural y hereje. Con la industrialización hemos visto que puede haber beneficios de escala en casi todas las actividades de fabricación, produciendo más bienes a un precio inferior. La producción de nuestros alimentos vitales se ha tratado como cualquier otra mercancía y se ha dado por hecho el acceso a energía barata, agua abundante y la estabilidad climática. Pero detrás de esa verdad también hay costes ambientales y de salud que no están se está tomando en cuenta por parte de una industria que no suele ver o tomar la responsabilidad de los costes reales de la agricultura industrial.

Más del 40% de toda la tierra está siendo utilizado para la agricultura, que es más de 60 veces de todas las zonas urbanas y suburbanas. La agricultura está generando el 30% de las emisiones de gases de efecto invernadero, por lo que es el mayor contribuyente al cambio climático. Más emisiones son generadas por la actividad agrícola que de toda la electricidad y la industria o de todos los transportes.* Y eso para alimentar a la población mundial actual, pero no los tal vez nueve mil millones habitantes del año 2050. Como difícilmente podemos devorar más recursos naturales en el futuro, tendrémos que  aprender a producir más y mejores alimentos con menos recursos y menos impacto.

Este cortometraje por los arquitectos Dominic Balmforth y Charles Bessard sobre la cría de cerdos danés da una idea de otro tipo de lógica. Un nuevo e interesante lógica que nos dice que la producción de alimentos con mayor calidad puede ser una manera para que el agricultor ganarse mejor la vida, preservando al mismo tiempo la diversidad biológica. El suelo que se ha utilizado sólo para producir pienso animales puede ser liberado para producir una mayor variedad de alimentos. A su manera sencilla realmente es toda una “revelación”.

*) Fuente: Jonathan Foley, Universidad de Minnesota, EE.UU.

What is “peak oil”? / Que es el “pico petrolero”?

Numerous scientists claim that when the global oil production reaches its absolute highest point there will follow a symmetric period of decline that will bring about dramatic changes to our society. As nearly all our industrial activity depend heavily on constant flow of fossil fuel, there is a great risk that when this happens it will destabilise the whole economic system.

The theory is based on the analogy of how every natural development tends to have a period of rise, peak and then fall. That very point in time for the world’s oil extraction is often referred to as “peak oil”. This does not mean that all oil will be gone in the near future, it merely states that not enough new oil sources is being found to maintain production growth. Some say that this already happened in 2006 and some assert that it will happen in 2020. This of course affects the time that we have to adapt and to switch to other fuels and alternative energy sources. The later it happens, the more time for us to mitigate all the visible negative effects.

As modern agriculture depend heavily on oil and gas, especially for the production of fertilisers, such a fall in global supplies could lead to increasing food prices and the risk of world famine. This means that the best way forward is to reduce our dependence of fossil fuels and bring about a change of mentality towards our industrialised agriculture.

p99

Numerosos investigadores defienden la teoría de que, cuando la producción global de petróleo alcance su pico máximo, irá seguida de un periodo simétrico al de su crecimiento, pero esta vez de decline, con dramáticas consecuencias para nuestra sociedad. Puesto que casi la totalidad de nuestra actividad industrial depende de la constancia del flujo de combustibles fósiles, el riesgo de que cuando esto ocurra desestabilice la totalidad del sistema económico es enorme.

La teoría se basa en la analogía con el desarrollo natural de los procesos en los que, tras de un periodo de crecimiento se llega al pico máximo, y de ahí a la caída. Ese punto aplicado a la extracción del petróleo se conoce como “pico petrolero”. Esto no significa que en un futuro próximo dejará de haber petróleo, sino que pone de manifiesto que no habrá suficiente para mantener el crecimiento de la producción. Algunos afirman que esto ya ocurrió en 2006; otros que pasará en 2020. Pase antes o pase después, lo que nos viene a decir es que cuanto antes nos adaptemos a utilizar fuentes de energía alternativas y sostenibles, mejor. 

La agricultura moderna depende en gran medida del petróleo y el gas, especialmente para la producción de fertilizantes; un descenso en su producción conduciría a un incremento en los precios de los alimentos y riesgo de enormes hambrunas. Es necesario cuanto antes un cambio de mentalidad sobre el modo en que producimos alimentos y una reducción de nuestra dependencia de los combustibles fósiles.

Agriculture 2.0 / Agricultura 2.0

Can agriculture become more self-sufficient and use technology to drive a reduction of its environmental impact? Would it be possible to see an agriculture using a mix of ancient techniques and advanced technology, producing organic food totally “off-grid”* with only renewable sources. Isn’t this a possible way to meet the oncoming scarcity of food and energy?

Climate change and desertification calls for a renewal of how we manage natural and vital resources like soil and water. The industrialisation of agriculture has led to less productivity (per surface) and heavy negative environmental side effects. Artificial fertilizers and genetically modified plants are implying serious hazards on the environment and worrying human health concerns.

At the same time internet and mobile technology are giving us new horizons on how to shape cultivation in remote areas in the future. There is also an on-going technological shift towards reducing the carbon fuel usage in machinery in benefit of electrical motors and batteries. The battery technology, which has been keeping the evolution back, is about to change dramatically in the coming years. So how can we imagine the agricultural changes of the 21st century?

The typical characteristics of Agriculture 2.0 would be:

  • use of self-produced renewable energy only
  • improved water management to produce more with less water
  • local production of fertilizers linked to improved biodiversity
  • small scale organic farming with local production of high quality foods
  • better soil management to reduce erosion and conserve fertile soils
  • use of technology and biosensors to control and monitor processes

*) Without connection to any urban utility networks (like electricity, water, etc.)

p80b

Puede la agricultura ser más autosuficiente, y usar la tecnología para reducir su impacto medioambiental? Es posible una agricultura usando una mezcla de técnicas milenarias y tecnología avanzada , totalmente “off-grid”* que produzca alimentos orgánicos con sólo fuentes renovables? Sería esta la solución a un futuro no muy lejano en el que la energía, y por tanto el alimento a nivel industrial, escasearán?

El cambio climático y la desertificación requieren nuevas maneras de explotar los recursos naturales y vitales como la tierra y el agua. La industralización de la agricultura ha traído como consecuencia un descenso en la productividad (en relación a la superficie cultivada) y efectos medioambientales tremendamente negativos. Los fertilizantes artificiales y las plantas  genéticamente modificadas son un serio riesgo para la naturaleza y la salud del ser humano.

Al mismo tiempo internet y la tecnología móvil están abriendo nuevos horizontes en el mundo de los cultivos en áreas remotas en el futuro. Esto forma parte de un proceso de cambio hacia una reducción del uso de maquinaria basada en combustibles de carbón y en beneficio de motores eléctricos y baterías. La tecnología de las baterías, cuya evolución ha sido más lenta, va a cambiar de forma radical en los próximos años. Con todo esto, podemos adivinar cuales serán los cambios en la agricultura del siglo XXI?

Las características de una Agricultura 2.0 deberían ser:

  • uso exclusivo de energía autopoducida y renovable
  • uso optimizado del agua de forma que podamos producir más con menos
  • producción local de fertilizantes, que a su vez fomenten la biodiversidad 
  • reducción de la escala en la producción, local y de productos de alta calidad 
  • Mejora del uso del suelo, para reducir la erosión y conservar la fertilidad
  • uso de tecnología y biosensores para controlar y monitorizar los procesos

*) Sin conexión a infraestructuras urbanas (como luz, agua corriente, etc.)

Probiotics / Probióticos

The other week when I visited the Biocultura fair in Madrid, I stumbled upon Marta and Eduard and their company “mes probiotics” (www.probiotics.es). They promote the use of living microorganisms, that are already present in the natural ecosystems, in agriculture to improve the quality of the soil without any genetic manipulation or synthetic ingredients. When these microorganisms enter in contact with the organic material they segregate vital substances like vitamins, organic acids and minerals, which create a beneficial environment for all living organisms.

The introduction of this concept is normally attributed to the Russian scientist Elie Metchnikoff, who suggested the possibility that ingesting food containing useful microbes could modify the flora of the human body and have beneficial health effects. The history of the use of living organisms in food can be traced to the first use of cheese and fermented products, as a beneficial method of food preservation. Today these principles are also applied in agriculture.

The result of applying these organisms in agriculture is claimed to:

  • Recover the fertility of the soil
  • Reduce maintenance costs
  • Make the plants stronger, more vital with more flowers

p73

Cuando en la semana pasada estuve en la feria Biocultura en Madrid, por casualidad di con Marta y Eduard y la empresa “mes probiotics” (www.probiotics.es). Promueven el uso de microorganismos, que ya están presentes en los ecosistemas naturales, en la agricultura para mejorar la calidad del suelo sin ningún tipo de manipulación genética o ingredientes sintéticos. Cuando estos microorganismos entran en contacto con el material orgánico segregan sustancias vitales como vitaminas, ácidos orgánicos y minerales, que crean un entorno beneficioso para todos los organismos vivos.

La introducción de este concepto se suele atribuir al científico ruso Elie Metchnikoff, quien sugirió la posibilidad de que la ingestión de alimentos que contienen microbios podría ser útil para modificar la flora del cuerpo humano y tener efectos beneficiosos para la salud. La historia del uso de los organismos vivos en los alimentos se puede remontar a la primera utilización del queso y productos fermentados, como un método beneficioso para la conservación de los alimentos. Hoy en día estos principios se están aplicando también en la agricultura.
El resultado de la aplicación de estos organismos en la agricultura se supone que:

  • Recupera la fertilidad del suelo
  • Reduce el coste de mantenimiento
  • Hace que las plantas sean más fuertes, más vitales y que florecen más