Are cities getting smarter? / Las ciudades son más inteligentes?

The real buzzword in urbanism today is Smart Urbanism. So cities are getting smarter in some way? Well this initiative is all about viewing urban development in a new way. As top-down planning has not brought about the solutions needed for the growing complexity of cities, a bottom-up approach is preferred to enable a more equitable development, putting more emphasis on social networks to work collectively within a framework of simple rules. To address the issues of sustainable growth of big cities, smaller towns and its neighborhoods, the urban areas should be conceived as organic ecosystems.  When cities are getting more complex, rule systems should get simpler, allowing for a more responsive community, to generate complex answers and initiatives from below, to allow for a more self-organized and cooperative urban environment.

In this work urban digital technologies also play a vital role, as smart urbanism is a crossroad of new urban places, technologies and infrastructures. The Internet of Things allows us integrate ubiquitous connectivity, big data and analytics. From this rises a virtual city where the objects could be responsive, interacting with the user of the city as he or she goes along. But there also lies a conflict between the different views on what smart cities is about, perhaps better definitions and research is still needed to unite all the wild-grown concepts. Critics are saying that technology is taking on a too important role, allowing for societies with a strong control, that smart cities should not just be about information and technology, but about people and how to engage them in social action to form the future of different cities.

Could there also be a future of Smart Rural? Of course, the possibilities of getting rural social networks engaging for change and the use of a omnipresent technology is much more at hand today where we can put advanced systems to work and connect globally in rural areas with little effort and cost. Perhaps, as smart urbanism mature and cities need to be more sustainable in their surrounding context, we will also see a new focus on smart ruralism, creating a connection between sustainable agriculture, rural land use and a renewed urbanism.

p467

La palabra realmente de moda en urbanismo hoy es el Smart Urbanism. ¿Así que las ciudades se vuelven más inteligentes de alguna manera? Esta iniciativa trata de ver el desarrollo urbano de una nueva manera. Como la planificación “desde arriba hacia abajo” no ha dado lugar a las soluciones necesarias para la creciente complejidad de las ciudades, se prefiere un enfoque “desde abajo hacia arriba” para permitir un desarrollo más equitativo, poniendo más énfasis en las redes sociales para trabajar en dentro en un marco de reglas más simples. Para abordar los temas de crecimiento sostenible de las grandes ciudades, ciudades más pequeñas y sus barrios, las ciudades deben ser concebidos como ecosistemas orgánicos. Cuando las ciudades cada son vez más complejos, los sistemas de reglas deben volverse más simples, para permitir una mayor capacidad de respuesta desde la comunidad, para generar respuestas e iniciativas complejas desde abajo, para permitir un entorno urbano más auto-organizado y cooperativo.

Como el urbanismo inteligente es una cruce de nuevos lugares urbanos, tecnología e infraestructuras, las tecnologías digitales urbanas también juega un papel vital. El “Internet de las cosas” nos permite integrar la conectividad ubicua, grandes volúmenes de datos y análisis. A partir de la información se genera una ciudad virtual donde los objetos pueden ser responsivos, interactuando con el usuario de la ciudad cuando él o ella va moviéndose por ella. Sin embargo, hay un conflicto entre los diferentes puntos de vista sobre para que son las ciudades inteligentes, quizás se necesita mejores definiciones y la investigación todavía para unir los conceptos. Los críticos dicen que la tecnología está asumiendo un papel demasiado importante, conllevando a una sociedad con un fuerte control, que las ciudades inteligentes no deben sólo tratarse de información y tecnología, sino de personas y la forma de hacerlos participar en la acción social para formar el futuro de diferentes ciudades.

Podría también haber en un futuro un Smart Rural (rural inteligente)? Por supuesto que si, las posibilidades de construir redes sociales del campo, comprometidos con el cambio y el uso de una tecnología omnipresente, es mucho más factible hoy en día donde podemos poner en marcha sistemas avanzados e interconectados a nivel mundial en las áreas rurales con poco esfuerzo y coste. Tal vez, mientras el urbanismo inteligente va madurando y las ciudades tienen que ser cada vez más sostenibles en su contexto y entorno, también veremos un nuevo enfoque hacía un ruralismo inteligente, creando una nueva conexión entre la agricultura sostenible, el uso de suelo y un urbanismo renovado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *