Are cities getting smarter? / Las ciudades son más inteligentes?

The real buzzword in urbanism today is Smart Urbanism. So cities are getting smarter in some way? Well this initiative is all about viewing urban development in a new way. As top-down planning has not brought about the solutions needed for the growing complexity of cities, a bottom-up approach is preferred to enable a more equitable development, putting more emphasis on social networks to work collectively within a framework of simple rules. To address the issues of sustainable growth of big cities, smaller towns and its neighborhoods, the urban areas should be conceived as organic ecosystems.  When cities are getting more complex, rule systems should get simpler, allowing for a more responsive community, to generate complex answers and initiatives from below, to allow for a more self-organized and cooperative urban environment.

In this work urban digital technologies also play a vital role, as smart urbanism is a crossroad of new urban places, technologies and infrastructures. The Internet of Things allows us integrate ubiquitous connectivity, big data and analytics. From this rises a virtual city where the objects could be responsive, interacting with the user of the city as he or she goes along. But there also lies a conflict between the different views on what smart cities is about, perhaps better definitions and research is still needed to unite all the wild-grown concepts. Critics are saying that technology is taking on a too important role, allowing for societies with a strong control, that smart cities should not just be about information and technology, but about people and how to engage them in social action to form the future of different cities.

Could there also be a future of Smart Rural? Of course, the possibilities of getting rural social networks engaging for change and the use of a omnipresent technology is much more at hand today where we can put advanced systems to work and connect globally in rural areas with little effort and cost. Perhaps, as smart urbanism mature and cities need to be more sustainable in their surrounding context, we will also see a new focus on smart ruralism, creating a connection between sustainable agriculture, rural land use and a renewed urbanism.

p467

La palabra realmente de moda en urbanismo hoy es el Smart Urbanism. ¿Así que las ciudades se vuelven más inteligentes de alguna manera? Esta iniciativa trata de ver el desarrollo urbano de una nueva manera. Como la planificación “desde arriba hacia abajo” no ha dado lugar a las soluciones necesarias para la creciente complejidad de las ciudades, se prefiere un enfoque “desde abajo hacia arriba” para permitir un desarrollo más equitativo, poniendo más énfasis en las redes sociales para trabajar en dentro en un marco de reglas más simples. Para abordar los temas de crecimiento sostenible de las grandes ciudades, ciudades más pequeñas y sus barrios, las ciudades deben ser concebidos como ecosistemas orgánicos. Cuando las ciudades cada son vez más complejos, los sistemas de reglas deben volverse más simples, para permitir una mayor capacidad de respuesta desde la comunidad, para generar respuestas e iniciativas complejas desde abajo, para permitir un entorno urbano más auto-organizado y cooperativo.

Como el urbanismo inteligente es una cruce de nuevos lugares urbanos, tecnología e infraestructuras, las tecnologías digitales urbanas también juega un papel vital. El “Internet de las cosas” nos permite integrar la conectividad ubicua, grandes volúmenes de datos y análisis. A partir de la información se genera una ciudad virtual donde los objetos pueden ser responsivos, interactuando con el usuario de la ciudad cuando él o ella va moviéndose por ella. Sin embargo, hay un conflicto entre los diferentes puntos de vista sobre para que son las ciudades inteligentes, quizás se necesita mejores definiciones y la investigación todavía para unir los conceptos. Los críticos dicen que la tecnología está asumiendo un papel demasiado importante, conllevando a una sociedad con un fuerte control, que las ciudades inteligentes no deben sólo tratarse de información y tecnología, sino de personas y la forma de hacerlos participar en la acción social para formar el futuro de diferentes ciudades.

Podría también haber en un futuro un Smart Rural (rural inteligente)? Por supuesto que si, las posibilidades de construir redes sociales del campo, comprometidos con el cambio y el uso de una tecnología omnipresente, es mucho más factible hoy en día donde podemos poner en marcha sistemas avanzados e interconectados a nivel mundial en las áreas rurales con poco esfuerzo y coste. Tal vez, mientras el urbanismo inteligente va madurando y las ciudades tienen que ser cada vez más sostenibles en su contexto y entorno, también veremos un nuevo enfoque hacía un ruralismo inteligente, creando una nueva conexión entre la agricultura sostenible, el uso de suelo y un urbanismo renovado.

Wind power without blades / Energia eólica sin aspas

A Spanish research project is investigating a new and very different way of creating energy from the wind without the use of wings. Instead of using the rotation of a propeller and a turbine it takes energy from the shaking turbulent forces of the winds. The equipment uses something called vorticity, which is kinetic energy that produces a pattern of spinning vortices. The same effect that brought the Tacoma Narrows Bridge down is here used intentionally to generate electricity.

The concept is called the Vortex and is a bladeless structure that is promising a new kind of power plants in the coming future. It won’t produce as much energy as a normal wind turbine but is much more economic to produce, does not have parts to maintained and is supposed to be practically noiseless. A first version, 12 meters high, will be made commercially available next year and is to produce 4 kW with bigger models coming later on.

Vortex 6m Prototype

 

Un proyecto de investigación español está investigando una nueva forma de crear energía a partir del viento y sin el uso de aspas. En lugar de utilizar la rotación de un hélice y una turbina, aprovecha la energía de las fuerzas turbulentas de los vientos. El equipo utiliza algo llamado vorticidad, que es la energía cinética que produce un patrón de vórtices giratorios. El mismo efecto que trajo el puente de Tacoma Narrows abajo se utiliza aquí intencionalmente para generar electricidad.

El concepto se llama Vortex y es una estructura sin piezas moviles que promete ser un nuevo tipo de plantas de energía en el futuro próximo. No va a generar tanta energía como una turbina de viento normal, pero es mucho más económica de producir, no tiene partes para mantener y se supone que es prácticamente silencioso. Una primera versión, de 12 metros de altura que producirá 4 kW, se saldrá al mercado el próximo año y otros modelos más grandes vendrán más adelante.

Off-grid drainage systems / Desagües fuera de la red

On farms and holiday homes in the countryside it is rather common to have just a septic tank to handle both the “grey” (washing) and “black” water (toilets). So when the tank is full you have to call a truck to come over and pump the stuff out and, hopefully, bring it to the municipal foul water treatment plant.

But there are many more environmentally friendly solutions available for people who really want to live off the grid and be independent of paying trucks and maintaining tanks.

The Swedish company Aquatron offers a system, which is based on separating the grey and black water at the source, so the grey water from washbasins and showers goes into separate tubes and is passed through a settling tank and then into a infiltration bed. From there it can be used directly for watering. The black water from the toilets goes into a separator that, by the sole use of centrifugal source and gravity, automatically separates the solids from the liquids, and the solids fall into a composting bio-chamber and in a short time is turned into good and nutrient topsoil. The separated liquids are then connected to the same infiltration system as the grey water.

So you get a maintenance-free  autonomous system, which produces topsoil. Another good thing is that you can use any standard flush toilet of your like, avoiding solutions that rely on specially made toilets that might not look that nice in your bathroom.

p153

En las fincas y casas de vacaciones en el campo, es bastante común tener sólo un tanque séptico para manejar tanto las aguas “grises” (de lavabos) como las “negras” (de inodoros). Cuando el depósito está lleno hay que llamar a un camión para venga a bombear para sacar la materia fuera y, con suerte, llevarla a la planta municipal de tratamiento de aguas residuales.

Pero hay soluciones mucho más respetuosas con el medio ambiente para la gente que realmente quieren vivir fuera del sistema y poder ser independientes de pagar los camiones y el mantenimiento de los tanques.

La compañía sueca Aquatron ofrece un sistema que se basa en separar primero las aguas grises y negras en su origen, haciendo que estas aguas grises de lavabos y duchas vayan a tubos separados y se pasen a través un tanque de sedimentación y una base de infiltración. De allí se puede sacar el agua directamente para riego. Las aguas negras de los aseos entra en un separador, que mediante el uso de la fuerza centrífuga y la gravedad, automáticamente separan los  líquidos de los sólidos, que caen en una bio-cámara de compostaje y en poco tiempo se convierten en una buena y nutritiva tierra vegetal. Los líquidos separados van a la misma infiltración que las aguas grises.

Así se consigue un sistema autónomo sin necesidad de mantenimiento, que produce además tierra vegetal. Otra ventaja es que se puede utilizar cualquier inodoro estándar de su gusto, evitando soluciones que se basan en indoros especiales, que tal vez no quedan tan bonitos en su cuarto de baño.

Want a watchdog? Or a drone?! / Un perro guardián? O un drone?!

Out on remote plots of land in the Spanish countryside there are often a lonesome dog to keep unwanted visitors out. Their loud barking and energetic running back and forth to try to break the chain that holds them can be indeed be scaring sight, but perhaps of little more benefit to the farm than just that.

Small aerial drones equipped with cameras or other sensors can be very useful applied to agriculture. The drones can be programmed to fly out and do surveillance missions from their post. These missions could both be controlled manually from the farmer’s phone or tablet or triggered by some type of sensor. Using GPS technology they can navigate always to keep inside the borders of your lands to check on the state of the crops, look for damages, unwanted presences or other abnormal changes. The vision from the air can in many cases also give more information than what is seen just by “walking the lands”.

From the air it is often easier to get a clear view on how the crop is developing, if some areas seems in need of more nutrients or water or if there are signs of visual damage from insects or other animals. This information can be sent remotely to the farmer, who then decides on what action to take.

p144

En fincas remotas en el campo español a menudo hay un perro solitario para mantener fuera a los visitantes no deseados. Sus ladridos fuertes y el enérgico correr de ida y vuelta para tratar de romper la cadena que le sostiene, puede asustar, pero tal vez ser de poca utilidad más para la granja que sólo eso.

Los pequeños aviones no tripulados, llamados drones, equipados con cámaras u otros sensores pueden ser muy útiles aplicados a la agricultura. Un dron puede ser programado para volar y hacer misiones de vigilancia. Estas misiones pueden manejarse desde el teléfono “smart” o tableta del agricultor  o ser activados por algún tipo de sensor. Utilizando la tecnología GPS pueden navegar siempre maneniendose dentro de los límites de la finca para comprobar el estado de los cultivos, buscar daños, detectar presencias no deseadas u otros cambios anormales. La visión desde el aire puede en muchos casos también dar más información que lo que se ve simplemente “caminando por las tierras”.

Desde el aire es a menudo más fácil de obtener una visión clara de cómo se está desarrollando el cultivo, si algunas zonas parece que necesitan más nutrientes o agua o si hay signos de daño de insectos u otros animales. Esta información puede ser enviada de forma remota al agricultor, quien luego decide qué acción debe tomarse.