WOOE 2019

Last week I went to the World Olive Oil Exhibition in Madrid, mainly because I was curious to see how different producers use their branding to stand out against each other. And, yes, there are really an amazing variety of bottle types, labels and neck tags in a great race to capture the buyer’s attention and convey a unique message to the market. Bottles go from totally transparent to opaque, in all forms and sizes and there is an excel in graphic design to go with them.

And still it seems to me that there are so many restrictions on the marketing communication related to olive oil compared to products like for example wine. On wine bottles it seems you can find any kind of opinion about the characteristics of the wine, like the taste and smell but also all sorts of other message like the other day I saw a wine bottle, seeking a revival for selling wines in bulk, stating that “organic wine is sexy” and the label was exclaiming: “organic & orgasmic”!

Not that I was very convinced by this message, not by the wine quality either, but I asked myself: how come all olive oil bottles have more or less the same information?

Well, being a (supposedly) totally natural and unaltered product, you could say that the best olive oils are just pure olive juice. To be considered an “extra virgin” olive oil, the highest class with an acidity below 0.8%, you have to comply to very strict conditions for harvesting and processing the olives to get a secure an oil as pure as possible. A virgin oil has been extracted in a natural mechanical process, without any additional products and only using the pulp of the fruit.

Olive Oil Bar

When the oil is considered extra virgin, it is pressed at low temperatures (below 30°C) and within the next 24 hours after the harvest. You also have to pass test panel evaluating the organoleptic properties (i.e. taste and smell) to certify that the oil is flawless. Should the olive oil come a certified organic production within the EU then is should also comply with a complex rule set for the cultivation to make certain the oil is even healthier and of higher quality.

There are also strict EU rules on food information, to the end of providing the consumer with as true and correct information as possible. The regulation states what kind of information has to be on the product label or by other means accompany the product, like nutritional information, origin, ingredients, best before date, quality seals and where to put and assure the information is readable.

In the olive oil market there has been, and still is, a lot of deceptive practices to sell poor oils claiming they are quality products. All of the above conditions put together have created a very restricted way in which the highest quality oils can be marketed, leaving nearly only liberty to the field of design and expression of the packaging – where on the other hand, as I could verify at the WOOE 2019 edition, there seems to be no end to imagination and creativity.

Almazara La Alquería, Alicante

La semana pasada fui a la World Olive Oil Exhibition en Madrid, principalmente porque tenía curiosidad por ver cómo los diferentes productores utilizan su marca para destacar entre sí. Y, sí, realmente hay una increíble variedad de tipos de botellas, etiquetas y collarines en una gran carrera para captar la atención del comprador y transmitir un mensaje único al mercado. Las botellas van de totalmente transparentes a opacas y pintadas, en todas las formas y tamaños, y hay un excelente diseño gráfico para acompañarlas.

Y todavía me parece que hay tantas restricciones en la comunicación de marketing relacionada con el aceite de oliva en comparación con productos como, por ejemplo, el vino. En las botellas de vino parece que puede encontrar cualquier tipo de opinión sobre las características del vino, como el sabor y el olor, pero también todo tipo de mensajes como el otro día vi una botella de vino, buscando un renacimiento para vender vinos a granel, afirmando que “el vino orgánico es sexy” y la etiqueta exclamaba: “¡orgánico y orgásmico!”.

No estoy muy convencido por este mensaje, tampoco por la calidad de aquel vino, pero me pregunté: ¿por qué todas las botellas de aceite de oliva tienen más o menos la misma información?

Bueno, al ser un producto (supuestamente) totalmente natural e inalterado, se podría decir que los mejores aceites de oliva son solo jugo de oliva puro. Para ser considerado un aceite de oliva “virgen extra”, la clase más alta con una acidez por debajo del 0,8%, debe cumplir con unas condiciones muy estrictas para la recolección y el procesamiento de las aceitunas para obtener un aceite seguro tan puro como sea posible. Se ha extraído un aceite virgen en un proceso mecánico natural, sin ningún producto adicional y solo utilizando la pulpa de la fruta.

Cuando el aceite se considera virgen extra, se muele a bajas temperaturas (por debajo de 30 ° C) y dentro de las siguientes 24 horas después de la cosecha. También debe pasar un panel de cata que evalúa las propiedades organolépticas (es decir, el sabor y el olor) para certificar que el aceite es impecable. En caso de que el aceite de oliva sea una producción orgánica certificada dentro de la UE, también debe cumplir con un conjunto de reglas complejas para que el cultivo asegure que el aceite sea aún más saludable y de mejor calidad.

Oil bottle designs

También hay normas estrictas de la UE sobre información alimentaria, con la finalidad de proporcionar al consumidor una información la más verdadera y correcta posible. El reglamento establece qué tipo de información debe estar en la etiqueta del producto (o por otros medios que acompañan al producto), como pro ejemplo información nutricional, el origen, ingredientes, fecha de caducidad, sellos de calidad y dónde colocar y asegurar que la información sea legible.

En el mercado del aceite de oliva ha habido, y todavía hay, muchas prácticas engañosas para vender aceites de mala calidad que afirman que son productos de calidad. Todas las condiciones anteriores juntas han creado una forma muy restringida en la que se pueden comercializar los aceites de la más alta calidad, dejando casi solo libertad en el campo del diseño y la expresión del envasado, mientras que, por otro lado, como pude verificar en la edición 2019 de WOOE, parece que la imaginación y la creatividad en esta ámbito no tiene fin.

Bioindicators / Bioindicadores

A bioindicator is any species (plants or animals) whose presence or absence in a particular place can give us information about it’s environmental health. This helps us  to assess the quality of a habitat and can detect the presence of contamination and other changes in the environment.

The species used as bioindicators should be easy to identify, preferably big enough and abundant to easily be found. The proliferation of a particular  plant in any given eco-system can give information about its environmental preservation. Even changes in the shape and density of the plants can indicate environmental changes.  There are many types of plants that can act as bioindicators, like lichens, mosses and leaves and also fungi can be used.

When we look at the nutrients present in our cultivated soil, bioindicators can tell us which chemical or organic components are present in the soil and to what concentration. Therefore a soil with poor nutrient levels will have plants that can accept those conditions and when we alter those conditions, by for example adding some fertilisers, this will trig plants to grow that are favourable to higher nutrient levels and other plants will now recede in population.

The plants we cultivate will modify the soil composition, for example legumes have the ability bind nitrogen from the atmosphere to the soil. Nitrogen being an important macronutrient for plant growth and healthy development of leaves, so improved nitrogen levels can make the soil ready for new species.

Un bioindicador puede ser cualquier especie (plantas o animales) cuya presencia o ausencia en un lugar en particular puede darnos información sobre su salud ambiental. Esto nos ayuda a evaluar la calidad de un hábitat y puede detectar la presencia de contaminación y otros cambios en el medio ambiente.

Las especies utilizadas como bioindicadores deben ser fáciles de identificar, preferiblemente lo suficientemente grandes y abundantes para poder encontrarlas fácilmente. La proliferación de una planta particular en un ecosistema puede proporcionar información sobre su preservación ambiental. Incluso los cambios en la forma y la densidad de las plantas pueden indicar cambios ambientales. Hay muchos tipos de plantas que pueden actuar como bioindicadores, como líquenes, musgos y hojas, y también se pueden usar hongos.

Cuando observamos los nutrientes presentes en nuestro suelo cultivado, los bioindicadores pueden decirnos qué componentes químicos u orgánicos están presentes en el suelo y a qué concentración. Por lo tanto, un suelo con bajos niveles de nutrientes tendrá plantas que puedan aceptar esas condiciones y cuando modifiquemos esas condiciones, por ejemplo, agregando algunos fertilizantes, esto provocará que las plantas crezcan favorables a niveles más altos de nutrientes y otras plantas ahora retrocederán en la población.

Las plantas que cultivamos modificarán la composición del suelo, por ejemplo, las leguminosas tienen la capacidad de fijar el nitrógeno de la atmósfera al suelo. El nitrógeno siendo un importante macronutriente para el crecimiento de las plantas y el buen desarrollo de las hojas, por lo que los niveles mejorados de nitrógeno puede preparar el suelo para el cultivo de nuevas especies.

The bio sector continues to grow / El sector bio sigue creciendo

The European market for organic products keeps growing. According to recently published statistics by the Research Institute of Organic Agriculture (FIBL), the sales summed 33.5 billion euros in 2016 with a two-figure growth f 11.4%, which means that every European spent 40.8€ on organic products that year. But there should still be room for a bigger market in the future, as just in Switzerland only,  every person spent 274€ on organic products.

There were 373,240 organic producers and 65,889 processors. The top three countries in number of producers were Turkey, Italy and Spain. Spain is the country with the largest organic farming area in Europe (2.0 million ha), followed by Italy and France. In 2015 the Spanish organic market grew by an impressing 24.8 percent and then that market growth leadership was overtaken by Ireland in 2016 with 21.8%.

In terms of market share the Scandinavian countries comes in the forefront with countries like Denmark (9.7%) and Sweden having some of the highest ranks in Europe.

El mercado europeo de productos ecológicos sigue creciendo. Según las estadísticas publicadas recientemente por el Instituto de Investigación de Agricultura Orgánica (FIBL), las ventas sumaron 33,5 mil millones de euros en 2016 con un crecimiento de dos cifras del 11.4%, lo que significa que cada europeo gastó 40,8 € en productos orgánicos ese año. Pero todavía debería haber espacio para un mayor mercado en el futuro, ya que solamente en Suiza, cada persona gastó 274 € en productos orgánicos.

Había 373.240 productores orgánicos y 65.889 procesadores. Los tres primeros países en número de productores fueron Turquía, Italia y España. España es el país con la mayor área de agricultura orgánica en Europa (2,0 millones de hectáreas), seguido de Italia y Francia. En 2015, el mercado orgánico español creció un impresionante 24.8 por ciento y luego ese liderazgo de crecimiento del mercado fue superado por Irlanda en 2016 con un 21.8%.

En términos de cuota del mercado, los países escandinavos están a la vanguardia con países como Dinamarca (9.7%) y Suecia con algunos de los rangos más altos de Europa.

Xylella fastidiosa

Lately the Xylella fastidiosa has become a common subject in the agricultural industry, causing enormous economic losses and a continuously growing concern. But what is it?

Xylella fastidiosa is an aggressive bacterium that affect the water transportation system (xilema) of ligneous plants (like for example trees) and that is spread to them through insects that feed on their savia. The insects that act as vectors (i.e. an agent that carries the disease or infection to new living organisms) infect the plants with their saliva when they feed from the plant.

The infection will lead to the bacteria colonising the xilema hindering the transport of nutrients, and as the plant looses its ability to source branches, leaves and fruit with water, they will start to dry up and can eventually die. The bacteria has different subspecies and affect a great number of different plants that, even if all of them don’t show symptoms, they can themselves help to spread the infection further. Among the affected plants are economically important species like citrus, grapes, coffee and olives.

The bacteria Xylella fastidiosa most probably started out in South America, where is causes most damage today but in later years it has been discovered in different European countries like Italy, Slovakia and Spain. It probably got to Europe through the import of ornamental plants. Throughout the European Union there is now a great on going effort of preventive measures to control and limit the spreading of the disease.

Últimamente, la Xylella fastidiosa se ha convertido en un tema común en la industria agrícola, causando enormes pérdidas económicas y una preocupación cada vez mayor. ¿Pero, qué es realmente?

Xylella fastidiosa es una bacteria agresiva que afecta el sistema de transporte de agua (xilema) de las plantas leñosas (como por ejemplo los árboles) y que se propaga a través de insectos que se alimentan de su savia. Los insectos que actúan como vectores (es decir, agentes que transmiten la enfermedad o infección a nuevos organismos vivos) infectan a las plantas con su saliva cuando se alimentan de la planta.

La infección provocará que las bacterias colonicen el xilema lo que dificulta el transporte de nutrientes y, a medida que la planta pierde su capacidad de proveer las ramas, hojas y el fruto con agua, comenzarán a secarse y eventualmente morirán.

Las bacterias tienen diferentes subespecies y afectan a una gran cantidad de plantas diferentes que, incluso si todas no muestran síntomas, pueden ayudar a propagar la infección o otras plantas que si. Entre las plantas afectadas se encuentran especies de importancia económica como cítricos, uvas, café y aceitunas.

La bacteria Xylella fastidiosa probablemente comenzó en América del Sur, donde causa más daños en la actualidad, pero en años posteriores se descubrió en diferentes países europeos como Italia, Eslovaquia y España. Probablemente llegó a Europa a través de la importación de plantas ornamentales. En toda la Unión Europea hay ahora un gran esfuerzo continuo de medidas preventivas para controlar y limitar la propagación de la enfermedad.